La serie GLE de Canton

La serie GLE es técnicamente impresionante, sus sobresalientes características han hecho de la misma la línea de altavoces más vendidos de Europa. Los altavoces impresionan con su atractivo diseños, las fundas de tela proporcionan neutralidad acústica que se conjuga con su esbelto diseño. La serie se compone de diferentes iteraciones relativas a las modalidades que ofrecen altavoces de este tipo.

GLE 476 es un sistema de altavoces con sistema de graves reflejados. Dos drivers de 180 mm con difusores de aleación de aluminio. Al montarse en una suspensión de caucho flexible, se consiguen distorsiones mínimas. La construcción del altavoz de agudos es de corte tradicional.  El domo de tela se encuentra entre sus características importantes. Para mayor comodidad cuenta con una parrilla removible que se puede montar en la cara posterior del cuerpo del altavoz. La transparencia y energía del sonido en conjunto, no afecta la interpretación armónica de música y la potencia dinámica evita la compresión sonora incluso a volúmenes altos. Al acomodarse dentro del recinto que las alberga, se debería enfocar su posición en relación al oyente buscando la tridimensionalidad del espacio.

GLE 436 es un altavoz clásico de dos vías con sistema de graves reflejados. Cada cajón tiene un par de drivers originales de diseño propio. Un área de alta frecuencia suena por un altavoz de agudos con domo de tela suave, colocado en una pequeña montura. El altavoz de agudos se diferencia por una mayor gama de trabajo (hasta 30 kHz) y un difusor de bajos grande con un diámetro de 180 mm construido de una aleación ligera de aluminio permiten un sonido  sorprendentemente claro y bien elaborado. 

 

 

GLE 496, modelo insignia de la serie está completamente rediseñado aunque se mantuvo una construcción de tres vías. Se reforzó la amortiguación interna del cuerpo para reducir las resonancias, se cambió la configuración del reflejo de graves y se recalculó el filtro de cruce. Además, se introdujeron algunas innovaciones, a primera vista asombra por las capacidades dinámicas, pues sin esfuerzo, hace frente a una explosión de música sinfónica. Hablando sobre la amplitud del rango de frecuencia: es insuperable. Los graves son muy profundos, y al mismo tiempo, sin ningún tipo de pérdidas al detalle. Las frecuencias medias se pueden definir como impecablemente limpias y hasta elegantes, y destaca también, por sus acabados.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*